16 de Marzo de 2016
Noticia

Surcos de mi tierra como alternativa agroecológica

Este grupo de Cambio Rural trabaja con el apoyo del INTA AMBA en preparados naturales para el control de enfermedades y plagas. Siembran verduras de hoja y cultivos de fruto. Las recetas.

Compartir
+A -A

 

 

Surcos de mi tierra, de Ángel Etcheverry, La Plata, se presenta como un grupo de Cambio Rural interesado por las prácticas naturales de desinfección de suelos y de plagas. Cada uno de los ocho productores que lo compone trabaja en este sentido con el mayor de los esfuerzos en sus hectáreas de verduras de hojas y cultivos de fruto: “Participan en todos los cursos del curso de formadores en agroecología”, destaca Celestino Mamani, promotor asesor de Cambio Rural.

 

Con esfuerzo diario estos pequeños productores, que alquilan hasta tres hectáreas con una a dos bajo cubierta, trabajan verduras de hoja y cultivos de fruto. Así obtienen lechugas mantecosa, criolla y crespa; radicheta, albahaca, espinaca, perejil, rúcula, verdeo, acelga, remolacha, tomate, pimiento y berenjena.

 

Entre sus objetivos este grupo busca alternativas de desinfección de los suelos que no sean químicos. “Estamos trabajando con ensayos de solarización y biofumigación junto con el control fitosanitario de plagas y enfermedades en el que los productores puedan identificar y aplicar correctamente”, explica Mamani.

 

Surcos de mi tierra realiza reuniones mensuales donde se dan charlas informativas sobre las enfermedades y plagas de los principales cultivos.

 

Así realizan los preparados naturales o biopreparados para el control de enfermedades y plagas: “Hasta el momento esta forma de trabajo está resultando muy bien. Por esto durante el año pretendemos realizar ensayos en el control biológico para plagas y enfermedades con la participación de todos los productores”.

 

Como ejemplo cuenta el ensayo de Rolando Flores quien plantó lechuga mantecosa con métodos agroecológicos y obtuvo una buena cosecha: “El productor quedó muy conforme por lo tanto vamos a seguir con esta manera de producir”, desatacó el promotor.

 

Compromiso con el ambiente

 

Para llevar adelante estas iniciativas cuentan, entre otros, con el crédito Interris de la Fundación ArgenINTA que los productores utilizaron exclusivamente para la reparación, ampliación de los invernaderos y compra de insumos.

 

Estas mejoras fueron muy favorable ya que “los invernaderos no se encontraban en óptimas condiciones y como consecuencia se veía el ataque de enfermedades, bajos rendimientos y menos ingresos. Ahora con este crédito podrán mejorar su producción y por ende en los ingresos económicos”, indico Mamani.

 

Surcos de mi tierra tiene un compromiso con el ambiente y es por esto que se capacita regularmente. Con este objetivo es que participó, entre otros, en la semana verde que se ha realizado en INTA Castelar con una importante asistencia de productores. Además se actualizan permanentemente en novedades.

 

Es esta forma de producir también una manera de vivir. Y es así como cada día realizan la comercialización de sus productos en las quintas y dejan surcos en la tierra…

 

Recetas naturales (y magistrales)

 

Celestino Mamani, promotor de Cambio Rural quien trabaja en el asesoramiento de Surcos de mi tierra, destaca alguna de las recetas naturales, agroecológicas, que más utilizan los productores como fertilizantes, insecticidas y funguicidas. A tomar nota.

 

Purín fermentado de ortiga como fertilizante orgánico: para este preparado se necesita 1 kilogramo de planta fresca de ortiga  por 10 litros de agua o también puede ser 200 gramos de planta de ortiga seca por 10 litros de agua, en la que se deja reposar 4, 8 o 10 días a la sombra. Puede aplicar durante todo el año con una con una dosis de un litro de preparado por 20 litros de mochila. Además, estimula el crecimiento de las plantas ya que contiene vitaminas A, C y minerales. Puede aplicarse en cultivos de hoja lechugas y plantas a campo.

 

Tintura de ajo para insecticida y fungicida natural: para esto se necesita una cabeza de ajo que se pica en pedacitos y se deja macerar de 8 a 10 días en un litro de alcohol blanco (se le puede agregar unos dos vainitas de ají picante y unos 200 gramos de jabón neutro). Se utiliza en una dosis de un litro de tintura para una mochila de 20 litros de agua se lo puede aplicar en cualquier cultivo en crecimiento. Es repelente de insectos trips, polilla de tomate, pulgones, mosca blanca, larvas de lepidópteros. Además actúa contra enfermedades que inhiben el desarrollo de enfermedades como mildiu, royas, esclerotinia, entre otras.

 

 

 

 .:Más Imágenes :
Click Aquí

 

 Fotos: Gentileza de Celestino Mamani

 

 

Para más información:

EEA AMBA - Comunicación
eeaamba.comunica@inta.gob.ar

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • Buenos Aires
    • Ángel Etcheverry
    • Argentina
Personas mencionadas: Celestino MAMANI